domingo, 29 de abril de 2012

(Dicho sea entre paréntesis)






El retorno nostálgico (huida) al pasado (“un triste camino de retroceso”) no es más que un salto (“de turismo vintage”) de una irrealidad a otra. A pesar del envoltorio sepia.
***
Apenas había apagado la luz: yo, mi otro yo y ELOTRO, se desvanecieron. Se ve que la oscuridad les hace bien.
***
La realidad es eso que se desvanece cuando apagas la televisión. Lo que queda es pura, o no tan pura, ficción (barata).
***
La ficción es un arma cargada de estricta realidad.
***
Bajo la maldita máscara de la injusticia se escondía la benevolente máscara de la caridad. (¿O era al revés?)
***
Se me ha extraviado el otro yo; adrede, creo.
***
Le dolió su mirada cortante, de brillo metálico, afilada, fría: fue como un autentico navajazo. Aunque nunca apareció la faca.
***
Andar por esas cuestas con mis andares a cuestas… o aprender de una puta vez a escalar “simas”.

ELOTRO

***

1 comentario:

  1. Y digo yo que si el otro yo se desvaneció al apagar la luz es que no se ha perdido. Tranqui que en cuanto se haga la luz aparecerá "malquetepese". Es que los otros yo a veces son una carga muy pesada de llevar sobre todo si discrepan con el yo que no es otro. ¡Qué lio!. Voy a enjuagarme el cerebro.

    ResponderEliminar