Tú, Otro, mi caricatura, mi modelo, los dos. (Paul Valéry)

viernes, 13 de abril de 2012

(Dicho sea entre paréntesis)






Mírenlo de este modo: Un señor vestido con hábito, da igual el modelo, te comenta que el Dios Todopoderoso en el que él cree y para el que está reclutando fieles seguidores y contribuyentes, te está vigilando a ti, en todo momento y en cualquier lugar en el que te encuentres; sabe todo lo que haces y todo lo que piensas. Nada escapa a su inmenso ojo vigilante. Y un día lejano, ese Dios, que no te ha quitado ojo durante  todos los días de tu vida, va a juzgarte, es decir, va a evaluar tu comportamiento a lo largo de toda tu existencia sobre la tierra y, además, procederá a premiarte o a castigarte en función de ese determinado proceder. Pues, francamente, no te queda más remedio que convertirte en un fiel seguidor de esa iglesia. Que pueda existir un ser superior y Todopoderoso que se ocupe de un débil e insignificante personajillo tan irrelevante como tú mismo, es una propuesta que, vista la alternativa, no se puede rechazar.
***
La fuerza de la gravedad no varía, no aprieta, no afloja, no se concede un instante de duda, no se toma ningún descanso y todo apunta a que le queda cuerda para rato. (No es seguro, -por si alguien piensa devanarse los sesos haciendo cálculos- que funcione a cuerda).
***
Me he prometido a mí mismo que en cuanto supere esta primera fase de decadencia, retomaré seriamente y con nuevos brios la segunda etapa de formación. Y como soy un fiel creyente de el asunto ese de la reencarnación, espero poder disfrutar embutido en cualquier “otro yo” que pueda caerme en suerte, de una merecida tercera etapa de esplendor. En mi oficio, digo, el de esta vida. Aunque ahora que lo pienso…
***
AVISO: Las crudas verdades dictadas desde los centros emisores de propaganda por mandato de las autoridades competentes deben ser “tragadas”, a ser posible (servidumbres de la democracia), sin rechistar; pero, en cualquier caso “tragadas”.
(Desde el departamento de Excrementos Humanos aconsejamos masticar bien la doctrina. Hagan caso y evitaran los consabidos trastornos digestivos. Recuerden que los protectores estomacales ya no los cubre la (In) Seguridad Social).
***
¿El pedrusco con el que carga  Sísifo es además o en lugar del peso de la propia vida con el que todos apechugamos cuesta arriba?

ELOTRO

***

1 comentario:

  1. Chiste de colegio: Iba un individuo por la calle intentando horadar el aire con su dedo índice y se encuentra con un vecino que le pregunta: ¿Qué haces con el dedo?, y él le contesta: “Como me han dicho que Dios está en todas partes y conmigo se porta muy mal estoy intentando meterle el dedo en un ojo”.

    ResponderEliminar