Tú, Otro, mi caricatura, mi modelo, los dos. (Paul Valéry)

lunes, 9 de abril de 2012

(Dicho sea entre paréntesis)





Tratas de construir un Teorema; pero por descuido dejas un cabo suelto en un callejón sin salida; como consecuencia  te encaras con un enigma que cuelga del cuello de una Esfinge. La susodicha  se muestra impaciente, vaya usted a saber a santo de qué. Y no para de babear y afilarse las uñas, mientras te atraviesa con una acuosa mirada tan seductora y tentadora como asesina.
***
Se le quedó una cara como si aquello estuviese escrito en una lengua extranjera o, qué sé yo, en una lengua de esas que dicen que están muertas. Sin embargo no es menos cierto que él nunca había tenido delante un diario, una revista o un libro escrito en alguna lengua extranjera o muerta. Lo que no quita para que su semblante ofreciese, sin lugar a dudas, exactamente aquella inconfundible expresión del que se pregunta estupefacto: ¿en qué mierda de lengua  han escrito esto?
Lo cual no nos sorprende puesto que nos consta que, a pesar de que nunca en su vida había tenido aún la oportunidad de sacar a pasear aquel característico rictus facial, él contaba en su escueto catálogo de gestos con la tal expresión. Y, créanme estimados lectores, si dispusiésemos del tiempo y espacio necesarios, gustosamente pasaríamos a exponerles las razones, por otra parte nada difíciles de imaginar en un prototípico representante de la casta inferior, de la gente sin relevancia, que sostienen nuestra afirmación. Lamentablemente sería una digresión demasiado larga y tediosa como para incluirla en esta breve nota.
Ahora les dejamos con unas breves horitas de publicidad (por supuesto, toda ella subtitulada en nuestro vivísimo lenguaje corporal). Mañana, si a nuestro generoso patrocinador le place, retomaremos las lecciones de adoctrinamiento. Hasta entonces, disfruten de la ignorancia que atesoran.
***
Les importa su obra, y su obra y su obra… y lo que menos les importa de lo que les importa es su obra. El resto no les importa. Nada.

ELOTRO

***

No hay comentarios:

Publicar un comentario