Tú, Otro, mi caricatura, mi modelo, los dos. (Paul Valéry)

martes, 13 de marzo de 2012

Otrerías

2 comentarios:

  1. Totalmente de acuerdo con la frase, porque desde Heisenberg sabemos que el observador modifica siempre lo observado y que la intuición intelectual de la que habla la Filosofía, es imposible. Así que como cada uno vemos una cosa distinta tenemos la necesidad de transmitirla, de comentarla, para reafirmarnos en nuestras similitudes o en nuestras divergencias.

    ResponderEliminar
  2. A mí me parece que mirar y no enmudecer es también una forma de vencer la apatía. Peter Handke lo dice muy bien:
    “Qué contagiosos son los apáticos, los indiferentes, que todo lo desprecian; a su lado, qué difícil resulta aferrarse a la experiencia y al entusiasmo.”
    Un saludo, María

    ResponderEliminar