lunes, 5 de marzo de 2012

Otrerías

3 comentarios:

  1. En los tiempos que corren casi todo es absurdo, por ponerle un calificativo, solo podemos salvar nuestras individualidades (¡ Sálvese quien pueda!), pero lo malo es que tampoco es "original" porque de absurdeces está hecha la historia.

    ResponderEliminar
  2. Por cierto, es absurdo que cada vez que quiero publicar un comentario me hagan escribir unas palabras que aparecen borrosas y que cuesta trabajo descifrar. ¿No me he identificado ya con mi clave? ¿Quien inventará esas tonterías?.

    ResponderEliminar
  3. Esas tonterías las debe de inventar un original que se las da de absurdo. De vez en cuando a mi también me pide la clave y eso que publico los comentarios desde el escritorio del administrador del blog, que no es “otro” que “ELOTRO”, que creo que soy yo. Suena absurdo, ¿verdad?
    Pero lo más “original” es que se trata de un “robot” que quiere asegurarse que el aspirante a comentarista no es un “robot”.
    Lo dicho, original y absurdo o viceversa.
    Un saludo de robot, María.

    ResponderEliminar