Tú, Otro, mi caricatura, mi modelo, los dos. (Paul Valéry)

lunes, 26 de marzo de 2012

(Dicho sea entre paréntesis)




Un entorno agradable deviene las más de las veces en un entorno anestesiante que logra inducirte a bajar la guardia de tal manera que  no consigues  saber cuándo, cómo y desde dónde llegó aquel puño que te desdentó. Por lo demás, sí, agradable lo que se dice agradable, hasta cierto punto, espacial o temporal, lo fue.
***
En lo que se refiere a nuestro país, afortunadamente para nuestros amos, reina, tanto en la península como en las islas, un clima de obediencia y servidumbre que ni que el hijo de puta de Franco siguiese en El Pardo, oiga.
***
Yo siempre he sido por naturaleza confiado y ni las mujeres ni  los prospectos de las medicinas han conseguido hacerme desconfiado.
***
Hay cosas que ni la razón ni el corazón pueden explicar. Ándate a ver si no va a ser cosa del estómago, como casi todo.
***
Si incluyes a todos en el punto de mira, no ves a nadie.
***
Los secretos del arte pueden descubrirse en algunos de los fragmentos contradictorios de la vida subdividida que, de tanto en tanto, se hacen presentes en el arte.
***
Cuando escribes, alegría y dolor, muestras y ocultas. Siempre descaradamente y, a veces, con premeditación. Y sabes que no existe ese lugar y que no es ese sitio ni tu sitio. Pero cualquier significado te da qué pensar. Y desde ahí, eres.
***
Cuando hilvanas una historia, toda la vida fluye por ese hilo.
***
Ni sopesa, ni calibra, ni mide, ni pondera, ni calcula, el arrebatado entusiasmo.
***
Historias que reflejaran la vida, pero no como un espejo. El espejo distorsiona poco, omite demasiado y lo reviste todo intencionadamente de incontestable.

ELOTRO

***

1 comentario:

  1. El problema del espejo es que lo vemos todo al revés y ni siquiera somos conscientes de ello. A lo peor es que nos hemos acostumbrado a mirar en los espejos y por eso hay muchas cosas que no están en el espejo y que también vemos del revés equivocadamente.

    ResponderEliminar