Tú, Otro, mi caricatura, mi modelo, los dos. (Paul Valéry)

martes, 20 de marzo de 2012

(Dicho sea entre paréntesis)





Por mi parte constato todos los días las canalladas e injusticias que se cometen, cierto que sobre “los otros”, en  este puto mundo y ella por la suya dice que solo en ocasiones percibe cierta desarmonía. Al principio pensé que estas diferencias de criterio podrían constituir un grave  inconveniente para nuestras relaciones carnales. Pero afortunadamente de estas cosas nunca hablamos en la cama, sabe usted.
***
Ante frases como “Siempre hay algo nuevo que descubrir” me dan ganas de cerrar los ojos y dejar de respirar.
***
¿Sabéis que hay montañas con faldas? 
¿De qué os reís?
¡Qué vais a saber!
***
Cada palabra carga con el peso de lo que no dice, pero solo desplaza el volumen de lo que “sí” expresa.

ELOTRO

***

3 comentarios:

  1. ¿Dejar de respirar ante un nuevo descubrimiento? ¿Por admiración? ¿Por miedo? ¿Por estar de vuelta de todo?.
    Yo me coloco del lado de la admiración. Lo nuevo siempre representa la apertura hacia nuevas posibilidades, solo el manejo de esas posibilidades hacen que lo nuevo sea bueno o malo, pero hasta que no se demuestre lo contrario esas posibilidades siempre serán buenas.
    ¿Me contagiará el optimismo el repiqueteo de la lluvia en los cristales o será que ayer estuve viendo la exposición de Hans Haacke en el Reina Sofía y salí con mis castillos en el aire llenos de alegría?.
    Siempre, siempre hacia adelante, sin repetir la andadura por los caminos que han demostrado su inutilidad, ¡descubramos nuevos caminos!, a lo mejor esos si conducen a lo extraordinario.

    ResponderEliminar
  2. María, una vez más me falla, “el intento irónico”, y quizá haya sido por no haber entrecomillado la palabra “nuevo”. Pretendía ironizar sobre “lo nuevo por descubrir”, cuando precisamente pienso que NO descubrimos nada (no nos enteramos de nada) debido a que antes de detenernos en conocer “lo ya conocido” ya nos están agobiando con “lo último”, con “lo novedoso”, con “lo nuevo, nuevo, nuevo”. Y por eso decía lo de cerrar los ojos y…
    En fin, que a falta de estilo (imaginación y lenguaje) no me queda más que dar información…
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, es que la frase es muy corta y por lo tanto no es explicativa, pero eso está bien porque ejercita el pensamiento. La comunicación verbal (y por extensión la escrita) está muy bien, pero le falta el matiz de la comunicación no verbal: el gesto, el tono...., pero eso no es del todo malo porque cada vez que releemos un libro nos puede parecer distinto. Se podría hacer un ejercicio con una frase ajena leída en diferentes momentos y en diferentes días, ¡Qué cantidad de interpretaciones!. Pero claro, cuando uno escribe, más o menos sabe lo que quiere decir (o debería....).

      Eliminar