Tú, Otro, mi caricatura, mi modelo, los dos. (Paul Valéry)

lunes, 12 de marzo de 2012

(Dicho sea entre paréntesis)




Una sola pregunta puede provocar mil respuestas diferentes y contener otras tantas formulaciones. Así que menos fe y más escepticismo.
***
Un compromiso consigo mismo no obliga a un compromiso con terceros o con el vecino del cuarto.
***
La insatisfacción tiene grados, tantos como una o dos botellas de whisky, o más.
***
Abandonado en un punto incierto del laberinto o enredado en la maraña del matrimonio, ¿sigues siendo el auténtico dueño de tus actos?
***
A partir de su aparición en la pantalla algo dentro de mí fue cobrando envergadura.
***
Ante la obra de arte lo esencial es deleitarse, enjuiciar te lo puedes ahorrar y se lo puedes ahorrar.
***
Mi pensamiento, mi escritura y mis palabras se basan unívocamente en un movimiento centrípeto hacia el yo. Festivos y días laborables en horario continuado.
***
Hay que follar todo lo que se pueda, la formación del gusto vendrá después. Si viene.
***
 A base de simplificaciones se forja un carácter simple.
***
Estoy ansioso por licenciarme; entonces podré adquirir las costumbres más licenciosas. Creo.
***
Entre la vía del suspiro quejumbroso y la vía del desenfreno carnal, hay quien vacila. Vacila de dudar, digo.
***
A mi el principio de incertidumbre me da mala espina. Aunque lo desconozco, lo intuyo. (“Mi precisión: precisa intuición” escribe Handke. Aunque no sé si la cita viene a cuento. Pero intuyo que sí.)
***
Parece ser que con la edad no es que se pierdan neuronas sino que éstas se van desconectando, pierden sus conexiones entre sí. Y supongo que este fenómeno, algo tendrá que ver con ese otro que provoca la pérdida diaria de conocimientos, en algunos casos un auténtico chorreo. Sin embargo, al menos en mi caso, el cerebro cada día es más pesado. Para  uno y para las criaturas que andan en derredor.

ELOTRO

***

No hay comentarios:

Publicar un comentario