Tú, Otro, mi caricatura, mi modelo, los dos. (Paul Valéry)

domingo, 19 de febrero de 2012

(Dicho sea entre paréntesis)





Caminé sin rumbo a lo largo de tu lengua de arena, con el laberinto a un lado y el hilo con el cornudo enmarañado al otro. Y, luego, sin rencores, cada uno por su lado, y aquí paz y después gloria.
***
La llamada “hora de la verdad” lo sería en los relojes analógicos. Lo que es ahora, digitalmente hablando, ni rastro de lo segundo. Ni un mísero segundo en el tiempo de descuento.
***
Cuando terminemos de destruir empleo, empezaremos a destruir a los desempleados que queden en pie; a todo fruto le llega su temporada. Nuestra “madre naturaleza” es lo que tiene, además de puta.
***
Si no se le presta oído, el insultante fingimiento, resulta un “elegante saber estar”.
***
La paradoja es que abunda el maestro en cien oficios y que no es entendido en ninguno. Ejerciendo con remuneración, digo.
***
“Solo follando ze cura tan jondo doló…” (contó la barragana que le recetó su letrado del oficio).
***
La ancestral rivalidad entre subalternos, les garantiza la posición subordinada de por vida. A ellos y a nosotros, no sé si me explico.
***
Cucharadita a cucharadita suelo impartir mi ignorancia. Para evitarles malas digestiones a mis fieles e incondicionales discípulos.
***
Aunque nunca pongas un pie fuera de la caverna, no viene mal el saber de vientos.
***
El líder solo está dispuesto a trazarnos el camino a seguir…le.
***
Pero, ¡soperro!, no te das cuenta que en la cúspide solo cabe yo.

ELOTRO
***

No hay comentarios:

Publicar un comentario