Tú, Otro, mi caricatura, mi modelo, los dos. (Paul Valéry)

sábado, 14 de enero de 2012

Otrerías

4 comentarios:

  1. “Pues a fe de bueno que no he dicho yo mal de ningún encantador, ni tengo tantos bienes que pueda ser envidiado; bien es verdad que soy algo malicioso y que tengo mis ciertos asomos de bellaco, pero todo lo cubre y tapa la gran capa de la simpleza mía, siempre natural y nunca artificiosa; y cuando otra cosa no tuviese sino el creer, como siempre creo, firme y verdaderamente en Dios y en todo aquello que tiene y cree la santa Iglesia Católica Romana, y el ser enemigo mortal, como lo soy, de los judíos, debían los historiadores tener misericordia de mí y tratarme bien en sus escritos. Pero digan lo que quisieren, que desnudo nací, desnudo me hallo: ni pierdo ni gano; aunque por verme puesto en libros y andar por ese mundo de mano en mano, no se me da un higo que digan de mí todo lo que quisieren.
    —Eso me parece, Sancho —dijo don Quijote—, a lo que sucedió a un famoso poeta destos tiempos, el cual, habiendo hecho una maliciosa sátira contra todas las damas cortesanas, no puso ni nombró en ella a una dama que se podía dudar si lo era o no; la cual, viendo que no estaba en la lista de las demás, se quejó al poeta diciéndole que qué había visto en ella para no ponerla en el número de las otras, y que alargase la sátira y la pusiese en el ensanche: si no, que mirase para lo que había nacido. Hízolo así el poeta, y púsola cual no digan dueñas, y ella quedó satisfecha, por verse con fama, aunque infame.”
    Capítulo VIII de la segunda parte de “El Quijote”

    ResponderEliminar
  2. María, con este nivel de comentarios que se gasta, no sé si usted pasa por aquí para promocionarme o para hundirme…

    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Puesto que hemos pasado del “tuteo” al “usteo”…. le comento que mi intención no es ni promocionar, ni hundir. Me gusta su blog, me aporta satisfacción y me surgen los comentarios que hago, siempre con la intención simple de compartir
    porque tampoco me creo con la solvencia necesaria para hacer otra cosa.
    Así que seguiré comentando cuando al leer algo las palabras se me salgan de la boca y espero que no se dé Vd. por ofendido porque la intención no es esa….al menos de momento.

    ResponderEliminar
  4. Lo del “tuteo” y el “usteo” no ha sido intencionado María, son los nervios. Compréndame, usted y tú me abruma(s), en el buen sentido no me sea picajosa.
    No estoy acostumbrado a recibir ni elogios, ni injurias, ni comentarios… y ya se sabe que lo que no se entrena…

    Por otra parte, el puñetero manco, tal y como se suele decir del puñetero inglés, lo ha dicho todo, y de qué manera, así que…
    Y para acabar, le diré, que mi comentario estaba calcado de la pregunta que le hacía “la Cantudo” a “Lauren Postigo” en el sketch de “Martes y trece”, allí donde se hablaba de la gira por Soria…
    En fin, porfi, siga (o sigue) elogiándome, injuriándome, y comentándome… cualquier cosa menos el látigo de la indiferencia, que estoy mu mayor…

    Un saludo.

    ResponderEliminar