Tú, Otro, mi caricatura, mi modelo, los dos. (Paul Valéry)

viernes, 27 de enero de 2012

(Dicho sea entre paréntesis)





Resulta imprescindible acatar el procedimiento, las reglas del juego, y bajo ningún concepto traspasar los límites que ellos han preestablecido. Porque es eso lo que garantiza tu derrota; su victoria. Es más, si acaso falla, recurren al método “Salvador Allende”. Y Feliz Navidad.



***




El culto es un afán borreguil de saber todo lo que dice el líder en vez de quedarse con lo que hace.



***


El producto más sencillo es más eficaz, pero, es barato. En cambio si complicamos el procedimiento baja la eficacia, qué duda cabe, pero sube el margen, lo que optimiza resultados. Eso explica la chapuza que ponemos en el mercado y los extraordinarios beneficios que conseguimos, sin contar con que, la tal chapuza, lleva incorporado el famoso chip de la obsolescencia programada, que es otra razón, quizás la más importante, a favor del beneficio, pero no queremos atosigarles más. Y sí, como lo de los fámulos es lacerante, pero…



***



Tropiezo con la misma piedra cuatro veces; dos veces al día, todos los días. No fantaseo, tengo doble personalidad (una no es joven y la otra no es madura), todos los días. Como quien dice, soy dos veces tropezón. Y que conste que estoy hablando de pedruscos de los que dejan huella, no vayan a creerse.



***



CHEPOSO: dícese de aquel que clava su mirada, (antes, después y durante o tesis, antítesis y síntesis) en su mismo ombligo, y alguno, créanme, se llega.



***



Una sola tesis y una sola  antítesis. Una síntesis que solo se nutre del bipartidismo realmente existente.



***



Algún día, tal vez se sepa: lo que ustedes estiman instintivamente en mi es el animal domesticado que puedo llegar a ser.



***


Aquellas cuerdas vocales era muy capaces de hacer vibrar durante horas todos los tímpanos presentes en varios kilómetros a la redonda. ¡Y resulta que nadie entendía nada de lo dicho! ¡Nadie! ¡Nada!



***



La presencia de “contradicciones a la deriva”, pone de manifiesto la probabilidad de “vida encarrilada” en el seno de las  ideas “ilógicas o desencaminadas”. O eso creí entender.



***


Si se lo ocultas en la desmemoria,  en una de esas zonas profundas e inalcanzables, queda fuera también de tu alcance. Aun en el caso de que  te acuerdes del sitio, que esa es otra.



***



Lo observé y tomé nota mental de ello. Y ahora vaya usted a saber dónde está el papelito.



***



En la puerta de entrada, hacen; en la puerta de salida, deshacen. La virgencita es muy cumplidora.



***

Sus ideas contienen siempre un componente de fuga, para que la vida tenga escape. Y la furia.


ELOTRO



***

1 comentario:

  1. No, si todo lo dicho está muy bien. Incluso la imagen puede ser que ilustre las frases, pero ¡Pobre caballo alado!, tiene carita de pena o de estupor.
    ¿Se habrá merecido este castigo porque es el caballo de Rosaura?.

    “Hipogrifo violento
    que corriste parejas con el viento,
    ¿dónde, rayo sin llama,
    pájaro sin matiz, pez sin escama,
    y bruto sin instinto
    natural, al confuso laberinto
    desas desnudas peñas
    te desbocas, te arrastras y despeñas?
    Quédate en este monte
    donde tengan los brutos su Faetonte;
    que yo, sin más camino
    que el que me dan las leyes del destino,
    ciega y desesperada
    bajaré la cabeza enmarañada
    deste monte eminente
    que arruga el sol el ceño de su frente.
    La Vida es sueño. Calderón de la Barca

    Ya sé que hipogrifo no es lo mismo que centauro, pero Rosaura se lo dice así a su caballo.
    Y que conste que este comentario lo ha provocado la cara del caballo, no la relación de la frase “Sus ideas contienen siempre un componente de fuga, para que la vida tenga escape. Y la furia” con la prisión del caballo.
    Infantil que es una.

    ResponderEliminar