lunes, 12 de septiembre de 2011

A veces los rumores se confirman.



Contra todo pronóstico, su décima victima consecutiva no consiguió aumentar su reputación; su forma, que no su fondo, parece que ya hastía.
"¡Y que no todo en la vida es cuestión de cantidad!", se oyó proferir con evidente afán ejemplarizante en los concurridos pasillos del juzgado; por supuesto, ya con la desalentadora sentencia dictada.

ELOTRO


***

No hay comentarios:

Publicar un comentario