lunes, 26 de septiembre de 2011

Ocurrencias...








La vida ya es suficientemente confusa como para añadirle explicaciones.
ELOTRO

***

2 comentarios:

  1. Viendo el muro con círculo de la "Otrería" anterior jamás hubiese podido imaginar que habría de aparecer, cual lienzo de Verónica, una faz que tapándose la boca evita añadir explicaciones a la vida que está delante del muro.
    Salud amigo
    Francesc Cornadó

    ResponderEliminar
  2. Leyendo tu ocurrente comentario, Francesc, pienso que otra posibilidad sería que ese rostro de grafito que aparece pertenezca a algún fanático que se estampó contra el muro persiguiendo ciegamente su dogma. Y es que van como locos…
    Además, a mí esa cara me suena…
    Un saludo, Francesc

    ResponderEliminar