Tú, Otro, mi caricatura, mi modelo, los dos. (Paul Valéry)

viernes, 26 de agosto de 2011

Novelas del Oeste...

 



(collage de GIL)




“Lo bueno de las novelas del Oeste es, que cuando las estás leyendo, puedes seguir pensando en tus cosas”.
No es literal, pero más o menos así opinaba un personaje, creo que era un militar inglés, en “El tercer hombre” esa extraordinaria película (la mano de Orson Wells omnipresente)  a la que, entre otras cosas, debemos tantas magníficas “citas”.
 A mi me pasa, además de con las “del Oeste”, con casi todo lo que leo. Un ejemplo: “La documentación sobre los campos de concentración y de trabajo del franquismo, custodiada en El Tribunal de Cuentas durante décadas, ha sido hurtada a los investigadores hasta 2.008.”
Y sigo pensando en mis cosas. Por qué la periodista, me pregunto, dice que “ha sido hurtada a los investigadores”, más bien, pienso yo,  ha sido hurtada a la ciudadanía de éste país en general, empezando por las propias victimas y sus familiares, y siguiendo por todos esos anónimos españolitos que solo trabajan o están en paro, que pagan impuestos, que toman el metro, el autobús y los aviones, que votan cada cuatro años al PP o al PSOE o que no, que son monárquicos o republicanos y entre ellos, sí, es verdad, también a los investigadores, que más no son, pero menos tampoco, a pesar de lo que llevan “callado”, que más que investigadores parecen “ocultadores” de la historia.
Y ya que estamos, otra cita de cine: recuerdo en "La vida de los otros", cómo, el autor teatral, el prota, que no es ningún investigador pero sí un ciudadano que fue, en el pasado régimen…  ( ahí que escriba cada uno lo que le dé la gana, yo me niego a calificarlo de socialista, ni tan siquiera con la coletilla del realmente existente; es lo bueno de tener un blog, tú mandas.) de la RDA, sometido a escuchas, chantajes, amenazas, extorsión… Bueno pues este tío, unos años, no muchos, después de la caída del Muro de Berlín, llega a la ventanilla pide los expedientes que puedan existir sobre él perpetrados  por la antigua policía política y, hete aquí la magia del cine, le sientan en una mesita con su lamparita y se los traen en un carrito, porque son muchos. No sé el grado de relación con la auténtica realidad, la fetén, de esta curiosa escena de ficción pero sospecho que bastante. ¿Por qué? Os preguntareis los que hayais llegado hasta aquí, pues porque tras la unificación, no quedaba en toda Alemania, ningún poder de verdad, de los que pueden hacer daño, interesado en ocultar su pasado criminal, había muchas personas interesadas, sí, pero sin poder. La unificación alemana, ya empezamos a tener datos, fue en realidad una compra a precio de saldo, por parte de la RFA sobre la RDA. (pero esto es de otra ópera).

No, no he perdido el hilo, este aparente rodeo, era necesario. ¿Por qué, en España, cuarenta años después de la instauración de la democracia, se hurta a la ciudadanía y a los investigadores los documentos que acreditan los crímenes cometidos por el régimen fascista de Franco, en la post-guerra, hace 70 años? ¿No será que existe en España algún poder de los de verdad, de los que pueden hacer mucha pupa, que no ha estimado oportuno, que la ciudadanía, el pueblo soberano que dicen, pueda conocer estos crímenes y, a partir de ahí, puedan ponerse a pensar en las cosas que les incumben? ¿Era conveniente que los testigos directos, los supervivientes de la explotación esclavista y las torturas pasaran a mejor vida, para que canallas como Pío Moa y otros fascistas atrincherados en las poltronas de la Real Academia de la Historia, puedan vomitar su execrable propaganda fascista, sobre la ciudadanía de un país “democrata”?
Como dijo Benedetti:”Sucede a veces que una pregunta es más pertinente que cualquier respuesta.”
Y lo que es más importante y más triste, desde el  año 1978 al 2008, suman treinta años de injustificable ocultación de unos hechos históricos y los miles de documentos que los atestiguan fehacientemente.
En dicho periódo:
Gobernando la llamada derecha, UCD y PP, 11 años aprox.
Gobernando la llamada izquierda, PSOE, 17 años aprox.
Parece que ese poder, que sigue teniendo intacta su capacidad de  hacer mucha pupa, ha estado muy bien representado, en los gobiernos “democráticos” de España, desde la restauración monárquica que, por cierto, la ideó y la impuso Franco (no conviene olvidarlo, aunque no seamos ni investigadores ni periodistas).

ELOTRO


Nota: Esta entrada, ahora levemente corregida y ampliada, fue publicada en el blog “escomberoides” el lunes 15 de marzo de 2010.

No hay comentarios:

Publicar un comentario